UNICEF anuncia el primer corredor aéreo con drones en Malaui

Noticia
Lars Plougmann,
Malawi villages along a flooded creek, after the start of the rainy season. Flickr
Esta última semana recibimos una buena noticia relacionada con el artículo que publicamos anteriormente  “Los drones se suman a la lucha contra el sida en Malaui”.

Y es que el Gobierno de Malaui y UNICEF ya ha anunciado el establecimiento del primer corredor aéreo en África para probar el uso humanitario potencial y de desarrollo de sistemas de aviones no tripulados (UAS); un proyecto piloto iniciado el pasado mes de marzo que analizaba la viabilidad de utilizar drones para el transporte de muestras de sangre para el diagnóstico precoz del VIH.

UNICEF ha manifestado el enorme potencial de los drones para responder a emergencias humanitarias, una aplicación muy útil en situaciones de crisis como por ejemplo, en inundaciones, deslizamientos de tierra y terremotos.

En este sentido, los vehículos aéreos no tripulados permiten la recolección de datos y transportar suministros médicos de urgencia, vacunas, muestras para el diagnóstico de laboratorio, así como extender la conectividad celular en zonas de difícil acceso, tal como explicó el ministro de Transporte y Obras Públicas de Malaui, Jappie Mhango.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha comunicado que ya está trabajando con otros gobiernos para poder aplicar el uso de drones en países de bajos ingresos para fines que beneficien a la comunidad sin tener cabida así fines de defensa o militares.

Johannes Wedenig, director de UNICEF Malaui, con un paso hacia adelante, ha comentado que en un futuro las imágenes aéreas realizadas con drones podrían ayudar también a los agricultores a identificar posibles problemas de riego, de variación del suelo, analizar el contenido de agua y la sanidad vegetal.

El nuevo sistema estará operativo a partir de abril de 2017 y contará con una fase de prueba inicial en la que recorrerá una distancia máxima de 40 kilómetros.